Contenidos sobre "Cartelería Digital"

Todas las novedades del Signage en un solo lugar

3 razones para cambiar de señalización tradicional a digital en locales comerciales

El cambio de la señalización impresa a la digital es un hecho que se da de forma cada vez más asidua debido a la merma de los costos que brindan las innovaciones y al impacto en ventas que generan las pantallas con alta definición.

El cambio de la señalización impresa a la digital es un hecho que se da de forma cada vez más asidua debido a la merma de los costos que brindan las innovaciones y al impacto en ventas que generan las pantallas con alta definición.

Entre otras prestaciones, lo sistemas actuales de digital signage otorgan la capacidad de cambiar los contenido sobre la marcha, programar y organizar publicidades y emitir mensajes según día y hora o a partir del reconocimiento facial del cliente.

A su vez, las imágenes poseen una gama de colores más atractiva y brillante, ya sea que se usen pantallas LCD o LED, y una combinación de recursos como videos, fotografías, animaciones y mensajes interactivos. En resumen, la señalización digital abre un nuevo mundo para la comunicación instantánea, significativa y personalizada y todo por una fracción de los costos que produce la cartelería tradicional.

Dicho esto, es importante brindar a continuación, y de forma más específica, tres de los motivos por lo que todo local minorista debería hacer el traspaso hacia la era digital.

1- Ahorro

La señalización digital acarrea costos diferentes a los de la tradicional. Si bien la inversión inicial es mayor, los digital signage aportan un retorno de inversión (ROI) más veloz y efectivo. Por ello, los verdaderos costos de este tipo de señalización radican en la instalación, mantenimiento y diseño.
Con el sistema tradicional, además, los empresarios se ven obligados a enfrentar gastos periódicos en el cambio de carteles impresos, algo que se elimina con el cambio a lo digital.

2- Actualizaciones en tiempo real

Para entender este punto basta con imaginar los costos que enfrenta una empresa cada vez que debe cambiar la cartelería tradicional de todas sus sucursales. En la era digital, todo aquello que antes implicaba costos en impresión, envío y colocación, se reduce ahora a la puesta en funcionamiento de un programa que se encargue de modificar mensajes según las programación que convenga o bien a un simple click en el botón indicado y de forma remota.

Estos cambios que antes podían exigir días, ahora demoran segundos o minutos, y bajo la supervisión en tiempo real del departamento de la empresa que se encarga de este tipo de tareas. En caso de error, antes había que cambiar todo el panel; ahora basta con una corrección en pantalla.

3- Contenido acorde al tipo de público

En mayor o menor medida, los clientes modernos están acostumbrados a la interacción constante con todo tipo de dispositivos tecnológicos. Por esa razón es común encontrar sistemas de cartelería digital en toda clase de empresas o instituciones públicas y la transición de lo tradiciones a lo digital es ya un hecho constatable.

Sin embargo, para obtener el máximo rendimiento de la tecnología se debe conocer el camino que se pretende seguir. Las condiciones demográficas en cuanto a edad, sexo, altura, peso, color de piel, y gustos culturales, son detalles que se deben conocer de antemano y hasta existen pantallas que lo pueden ayudar a obtener esa información.

Las posibilidades que brinda el digital signage son casi interminables y solo hace falta determinación para acceder a todas ellas.