Contenidos sobre "Cartelería Digital"

Todas las novedades del Signage en un solo lugar

¿Digital o impreso?

A pesar de la aptitud que demostró la señalización impresa, en la actualidad la señalización digital se ha adueñado, de forma progresiva, del control del mercado.

A partir de una gran diversidad de tecnologías y con contenidos mucho más dinámicos, la señalización digital es la mejor de las formas existentes para promocionar productos o una marca, al tiempo que brinda más libertad y flexibilidad a los locales minoristas.

En cierta medida, los digital signages son la evolución de la señalización tradicional impresa, que a pesar de todo seguirá ocupando un espacio a partir de vallas publicitarias, catálogos o carteles, pero sin llegar a ocupar el lugar de antaño.

En síntesis, son tantos los beneficios de la cartelería digital en contraposición con la tradicional impresa que conviene desarrollarlos por etapas.

Ahorro

Es verdad que los sistemas digitales exigen una inversión inicial mucho más importante que sus antecesores de papel, pero a largo plazo el ahorro es mayor. La señalización digital requiere un costo único de instalación, más gastos menores en soporte y mantenimiento. Es decir, se ahorra tiempo y dinero.

Actualizaciones en tiempo real

"El tiempo es dinero" dice un viejo adagio. Y en ese sentido los digital signages implican un ahorro de tiempo muy importante gracias a la posibilidad de modificar los contenidos en tiempo real y de forma remota. Esto significa que se puede actualizar, por ejemplo, una campaña publicitaria de manera instantánea y sin esfuerzo, e incluso se pueden programar las variaciones en horarios o fechas determinadas. Las posibilidades son realmente infinitas.

Contenidos más atractivos

Un buen contenido de cartelería digital garantiza un mayor compromiso del cliente ante la marca y en consecuencia conduce a un aumento de las ventas. La señalización digital es capaz de manejar múltiples mensajes a la vez. Puede brindar contenidos dinámicos, gráficos en movimiento, o apuntar a un público específico.

En resumen, además de mejorar el compromiso y el contenido de calidad, informa, educa, entretiene e inspira a la audiencia, y más aún cuando se trata de contenido en movimiento, ya que resulta más llamativo.

Tantos beneficios están a punto de convertir a los digital signages en la tendencia standard tanto para grandes comercios como para minoristas.